Si hay algo que le gusta a un apasionado de la ciberseguridad, después de trastear, es que le cuenten cosas nuevas. Ideas, desarrollos, proyectos, todo lo que consiga despertar aún más la curiosidad, y establecer nuevos caminos para aprender.